Hernán Darío “Bolillo” Gómez y su segundo ciclo en la Selección Colombia

La polémica y los gustos en el fútbol siempre se dan para estar de acuerdo o no con el planteamiento de un entrenador, teniendo en cuenta el plan de trabajo, intensidad y carga horaria tanto en un entrenamiento como dentro de una cancha de fútbol.

El seleccionado colombiano en las dos últimas décadas del siglo XX se le consideró como un equipo de “toque toque” manteniendo la paciencia dentro del terreno de juego para encontrar el momento justo y así anotarle un gol al rival.

Sin embargo, ese aspecto positivo del toque que el conjunto colombiano mantenía dentro del terreno de juego, en ciertas ocasiones se le convertía un arma de doble filo ya que no generaba aburrimiento al público en general.

Hernán Darío Gómez, este entrenador paisa, dio de que hablar en el fútbol tanto nacional como internacional ya que dirigió una camada de jugadores junto con Francisco Maturana que le brindaron bastantes alegrías al país colombiano; por nombrar algunos jugadores se encuentran Carlos “El Pibe” Valderrama, Faustino Asprilla, Leonel Álvarez, Freddy Rincón, Oscar Córdoba, entre otros.

En Colombia siempre Gómez ha sido un hombre de controversia ya que se le denominó desde 1990 como “rosquero” (término utilizado en Colombia a quién se le considera hombre que convoca solo a jugadores de una sola ciudad).

Este rotulo nunca se lo pudo quitar ya que cada vez que el seleccionado nacional tenía que reunirse para algún partido amistoso u oficial siempre había o jugadores paisas o jugadores que militaran en Nacional de Medellín o el propio Independiente Medellín.

En 1998, tras el mundial que se disputó en Francia, “Bolillo” dejó la dirección técnica del cuadro cafetero buscando nuevos rumbos y horizontes ya que su paso no fue exitoso tras varios fracasos futbolísticos.

Le llegaron varias propuestas para dirigir tanto diferentes selecciones extranjeras como equipos nacionales. Pasó por Ecuador, Guatemala e Independiente Santa Fe de Bogotá obteniendo su mejor rendimiento con el conjunto ecuatoriano al clasificarlos por primera vez a un mundial de fútbol.

Se le dio nuevamente la oportunidad de dirigir a Colombia a partir del 2010, con la misión principal de llevar a la selección al mundial de Brasil 2014 y construir un seleccionado competitivo a nivel sudamericano.

Existen diferentes razones por las cuales Gómez fue escogido como entrenador del combinado nacional, para verlas pulsa aquí.

Comparte este artículo

Comentarios