Trabajo en Negro: ¿oportunidad o explotación?

Por: Natalia López Montoya

-No solo en los Estados Unidos los inmigrantes realizan toda clase de oficios para lograr el sueño americano, en Argentina los esudiantes extranjeros sin documentación logran sobrevivir gracias al “trabajo en negro”.

-Para nadie es un secreto el aumento de visitantes extranjeros temporales y permanentes en la ciudad de Buenos Aires, Argentina…

Los turistas brindan importantes aportes a la economía de este país hasta el punto de ser uno de los mejores sectores de inversión; pero más alla de convivir con ellos por 2 o 3 meses en restaurantes, hoteles, centros comerciales, eventos artísticos y demás, los porteños han notado el incremento de extranjeros en las universidades y al lado de sus puestos de trabajo.

Es comprensible que los jóvenes de otros países que no pueden acceder a una educación gratuita y de calidad decidan y prefieran realizar sus estudios de pregrado y postgrado en Argentina, por su facilidad y bajo costo, metodología académica y la grantía de nuevas experiencias; esto conlleva a que se conviertan en habitantes del país no solo por meses sino por años.

¿Pero cómo viven, dónde y qué hacen para sobrevivir en la ciudad?

En realidad esta situación ha sido aprovechada por los argentinos que han visto un muy buen negocio al disponer vivienda, alimentación y paquetes turísticos a precios triplicados a su valor normal, permanenciendo la demanda en temporada alta durante todo el año.

Sin embargo mas alla de las ganancia que genera el auge de extranjeros en la capital federal, es el ahorro que otros han logrado gracias al llamado popular “trabajo en negro”, considerado entre los estudiantes extranjeros como la opción para obtener ingresos durante su estadía.

35 pesos por venta o 30 pesos por jornadas hasta de 10 horas son las ganancias y condiciones laborales para los estudiantes sin documentación legal que acceden al “trabajo en negro” como sustento diario.

Calls centers, kioskos, restaurantes, bares, boliches, son las posibilidades más comunes para quienes encuentran en el “trabajo en negro” una alternativa mientras esperan asistir a la cita que la Dirección Nacional de Migraciones asigna en 3 o 5 meses para lograr obtener la documentación (residencia temporaria o permanente) que permite ejercer legalmente “en blanco” en el país gaucho.

Fernando Camelo, colombiano de 29 años, profesional en comercio internacional es ahora un vendedor de tarjetas Mastercard en un improvisado call center al occidente de la capital, sin garantías, ni contrato, solo la promesa de un pago que puede o no llegar a final de cada mes.
“Yo llegué a la ciudad de Buenos Aires hace 3 meses y llevo un mes en el callcenter como vendedor. No esperé desempeñarme en este oficio pero por lo menos se puede hacer algo mietras se puede estar legal en el pais”, expresó Camelo.

Buenos Aires, es ahora una ciudad cosmopolita, que reúne múltiples culturas de todo el mundo de forma permanente. La pregunta es ¿qué ofrece, oportunidades o explotación?.

Las ofertas las encuentras en las redes sociales…

En redes sociales como Facebook bajo nombres como “extranjeros en Buenos Aires” y “trabajos en Buenos Aires” se encuentran las ofertas para acceder a las posibilidades del “trabajo en negro”.

Comparte este artículo

Comentarios