Subte, una mina de oro para los pungas

Subte

Por Micaela Alabarce y Estefania Arenas.

Con diferentes técnicas y sin vergüenza, los pungas pueden llegar a ganar más del triple que una persona con un trabajo normal y ganándose el sueldo mínimo. Diariamente ocurren múltiples robos en las estaciones del subte, principalmente los de la línea C, la mayoría de los cuales no son denunciados a la policía. Según una información publicada en Diario Popular, se calcula que actualmente hay más de 400 pungas que “trabajan” en las seis líneas subterráneas. 

Son seis líneas y 79 estaciones de subtes las que están libres para que los llamados pungas  consigan en un día lo que tal vez una persona, con un buen trabajo no se conseguiría en un mes.

Es que no hay nada que hacer en contra de esta ola de ladrones que en vez de ir desapareciendo cada día aumenta; de nada ha servido que la ciudadanía se queje, por más que diferentes medios de comunicación denuncien estos robos, y por más que se abran páginas en contra de estos personajes no se hace nada legal y muchas víctimas toman la justicia por sus manos.

Andan sin ley en el subte

Desde el primero de febrero de 2012, el Ministerio de Justicia y Seguridad retiró a la Policía Federal de los subtes y de una u otra forma se los “entregó” a los pungas.

En la actualidad en hora pico hay de 10 a 15 delincuentes por cada tren, según investigaciones que medios de comunicación de la ciudad han realizado, ya que al no haber Policía no hay quien maneje cifras sobre delitos y capturas en los subtes; aunque solo basta con pararte media hora en una de las estaciones más transitadas de la ciudad y te darás cuenta de la inseguridad que allí existe.

Subte de Buenos Aires, en hora pico, el momento en el que más "trabajan" los pungas
Subte de Buenos Aires, en hora pico, el momento en el que más “trabajan” los pungas
Foto referencial de cómo roban los pungas
Foto referencial de cómo roban los pungas
Pungas haciendo su "trabajo"
Pungas haciendo su “trabajo”

Zonas de peligro

Según los mismos usuarios del Subte las líneas más afectadas con los pungas son la D, la B y la C. Los tramos más calientes van desde la estación Florida hasta Carlos Gardel (línea B); desde Catedral hasta Plaza Italia (línea D); toda la línea C; y desde Miserere hasta Lima (en la A); en la E y la H casi no se registran casos. Y el punto más peligroso, por excelencia, es la estación Diagonal Norte.

Zonas de peligro

Técnicas y precauciones que deben tomar

La manera más común de robo, es sacar las cosas de los bolsillos de los pantalones o de algún bolso, sin embargo los pungas innovan en sus técnicas. Según Infobae, este año implementaron una nueva técnica para robar, ahora son pungas vomitadores. Estos inician su acto cuando uno de ellos simula estar descompuesto y a mitad del viaje vomita delante de todos. Esta situación genera asco y sorpresa en los pasajeros, en ese momento, estos carteristas aprovechan para cometer sus fechorías.

Las precauciones que se deben tomar, aunque ya se saben pero no está de más recordarlas, es que los pasajeros estén atentos a sus pertenencias, carteras y celulares, si alguien se les acerca mucho, revisen sus bolsillos. Otra cosa a la que deben prestar atención es a la gente que está a su alrededor. Muchos piensan que puede ser fácil identificar a un punga por su aspecto, la gente imagina que estos tienen cara de delincuentes, sin embargo, estos hacen lo posible por mezclarse entre la gente; van bien vestidos, son aseados, usan sacos y corbata, camisas, etc., todo con tal de que los pasajeros no sospechen de ellos, hasta pueden ser amables con los demás.

Pungas esperando para robar
Pungas esperando para robar
Pungas conocidos
Pungas conocidos

Según la página web: Pungas en el subte, si usted observa bien, siempre hay cosas que no cuadran, por ejemplo: “En la forma de presentarse: traje y corbata con camisa escocesa;  traje con zapatillas; traje y gorrito; traje y arito; tatuajes tumberos en la mano;  40° C bermudas y saco en la mano; Morrales vacíos generalmente de Nylon; Bolsas (tipo de placa radiográficas) rígidas y vacías; cicatrices en la cara muy grandes etc. En la forma de moverse: empujar demás; empujar varias veces; moverse en grupos de 2 o más personas; entrar últimos en la formación; pasar de un vagón al otro de manera apresurada; tratar de distraer a la gente hablándole o pisándole el pie; rodear a la gente  etc.”

Esto no quiere decir que toda la gente que lleva traje o tatuajes es un choro, pero si estas características físicas y de movimiento coinciden, puede ser que usted se encuentre al frente de un punga.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=CdcW3kgG0ls[/youtube]

Caso Emiliano Holzcan

A pesar de que la policía conoce a la mayoría de estos pungas, no los pueden detener a menos que los encuentren en el acto o si alguien pone la denuncia, lo cual muy pocas veces sucede.

Es muy importante denunciar estas cosas, quizás no sea mucho pero algo ayuda, sobre todo para evitar situaciones como la de Emiliano Hozlcan.

Emiliano falleció el 30 de octubre de 2011 en la estación Castro Barros de la línea A del subte. Lo que pasó no está muy claro pues no había muchos testigos en ese momento, sin embargo lo poco que se sabe es que el joven estaba escuchando música en su iPod, cuando un punga se le acercó y se lo arrebató de las manos; en ese momento el joven lo persiguió por el andén y lamentablemente cayó a las vías. No se sabe muy bien cómo pasó, pues el subte no cuenta con cámaras de seguridad, por lo tanto tampoco se cuenta con un sospechoso.

Este caso aún continúa abierto, no ha habido muchos avances hasta la fecha, pues no había casi nadie en el andén y los pocos que vieron no los pueden localizar para pedirles más detalles sobre ese día.

En la página de Facebook que se creó para pedir información sobre este caso, “Todo por la justicia de Emi Chapu Leonel”, su familia pide lo siguiente: “Pedimos que cualquier persona que vio o sepa algo, o conozca a alguien que pueda saberlo (por más insignificante que sea la información aporta a nuestra búsqueda) que nos informe a las direcciones de contacto que se encuentran en nuestra página, de no ser así que nos ayuden a difundir el mensaje y sumar más gente a la causa día a día y que esto que estamos padeciendo que no le vuelva a suceder a nadie”.

Emiliano Holzcan

Es importante hacer lo posible para evitar que situaciones como éstas se repitan, es necesario que la gente haga sus denuncias si fueron víctimas, que alerten a los demás pasajeros si ven a un punga, que estén atentos a cualquier situación extraña que puedan ver en el subte; todo esto es de mucha utilidad para luchar contra este mal “punguista”.

Hay un grupo de personas que tomaron las riendas del asunto y decidieron ponerse manos a la obra para aportar su granito de arena en esta causa. Crearon una página web llamada: “Pungas en el subte de Buenos Aires”. Dicha página cuenta con información sobre estos carteristas, dónde roban principalmente, cómo roban, cómo evitar estas situaciones y hasta hay fotos de los pungas más populares, los que tienen años robando y que ya todo el mundo conoce.

La policía tomando datos de los pungas
La policía tomando datos de los pungas
Punga capturado
Punga capturado
Punga capturado por la policía
Punga capturado por la policía

Para finalizar, es necesario que Metrovías implemente cámaras de seguridad, pues esto podría ser de mucha ayuda si un caso así, como el de Emiliano, se repite. Por otra parte, sería un gran apoyo por parte de la policía si tuvieran mayor presencia en los andenes; sería un gran impulso para poder erradicar estas situaciones punguistas.

Facebook: Pungas en el subte

Página web pungas

Caso Emiliano Holzcan

 

Comparte este artículo

Comentarios