Caras vemos, historias no sabemos

Música Callejera

Son muchas las historias que podemos encontrar en Argentina, en relación a músicos callejeros, que en el caso de Andrés un chico de apenas 18 años muestra  su música a través de “un instrumento tan hermoso, que permite liberar el alma”, cómo califica es la trompeta.

Asimismo  señaló que este clarín otra forma de dominarlo le permite “viajar más cómodo, conocer  gente y otras realidades”, al tiempo que indicó que si bien no es un trabajo muy rentable “le permite ganar 200 pesos diarios por ocho horas  de trabajo para cubrir sus gastos básicos”.

[youtube width=”520″ height=”390″]http://youtu.be/0K70VOtCcYo[/youtube]

Por otro lado, manifestó que “no dejaría de tocar un instrumento musical por encontrar un trabajo mejor remunerado”, por considerar que la música es su verdadera pasión. En ese mismo sentido,  añadió que no toca por necesidad sino porque realmente le gusta lo que hace.

Del reconocido escritor argentino y  autor más destacado de la literatura del siglo XX, Jorge Luis Borges, este singular músico callejero coincide que la persona que se dedica a este arte “es grande por lo que escucha y no por lo que hace”.

Esta es sólo una de las muchas historias que esconde las calles de Buenos Aires, donde una vez dadas a conocer nos damos cuenta que “caras vemos, historias no sabemos”.

 

Comparte este artículo

Comentarios