“Creo que es posible cambiar la desigualdad social en la que vivimos”

María Emilia Aldazabal Rodríguez, más conocida entre sus amigas como “Mili”, tiene 21 años y es estudiante.  Ella además, es voluntaria en “Media Pila”, una fundación que ya lleva siete años de vida en nuestro país.

El trabajo que Rodríguez  realiza, junto a más de 300 voluntarios, consiste en desarrollar diferentes centros de capacitación textil en donde las costureras de bajos recursos pueden formarse como  profesionales en el rubro.

mediapilavoluntaria

Las capacitaciones que se ofrecen en estos espacios tienen como objetivo darles a estas mujeres las herramientas necesarias para poder obtener un trabajo digno. En la actualidad, se montaron seis talleres, de los cuales tres  trabajan de manera independiente, mientras el resto continúan confeccionando las conocidas remeras marca “MediaPila

“Mili” comenzó como voluntaria en “Media Pila”  hace poco menos de un año, y  decidió sumarse a la fundación “para cambiar aquellas injusticias que se dan a diario en nuestra sociedad”. Ella cree “que quedarse de brazos cruzados no es la respuesta ni la solución para resolver absolutamente nada”. “Mili” sostiene con confianza que, “para lograr cambios grandes en cualquier situación que se presente, la transformación debe empezar desde uno mismo y generar diferencias a partir de los pequeños actos cotidianos”.

Por otro lado, si bien mucha gente se pregunta si aún teniendo poco tiempo libre es posible sumarse a una causa social o solidaria, la entrevistada asegura que aprovecha los fines de semana para contribuir a la fundación y estudia y trabaja durante la semana. Un verdadero ejemplo de organización bien recompensado. “Lo que más disfruto y me hace feliz es tener la posibilidad de estar  involucrada en un proyecto que tiene como objetivo que las personas aspiren a un futuro prometedor”, comparte “Mili” con alegría.

fhg

Nuestra voluntaria, reconoce que la situación que atraviesa la sociedad hoy en día es bastante complicada. “Hay gente sin trabajo, sin dinero, durmiendo en la calle, chicos que mueren de hambre a diario, violencia incontrolable, injusticias, drogas, delitos y otras miserias”. Pero lo importante es no desmotivarse frente a un panorama tan “desolador”: “siempre hay que saber que uno puede hacer algo”. “Mili” asegura, que si bien el cambio es posible, no es inmediato, es un proceso que lleva su tiempo. Pero “adoptando correctas políticas sociales, económicas y educativas, sobre todo, en la “lucha” contra la desigualdad que atraviesa nuestro país es  posible que un mundo más justo deje de ser una utopía”.  

 

image

 

Comparte este artículo

Comentarios