El Metro de Buenos Aires como escenario musical

Foto tomada de dadaisforever.wordpress.com
Foto tomada de dadaisforever.wordpress.com

El transporte urbano se ha convertido en un espacio artístico, en donde músicos y nuevos creadores de sonidos, han generado un escenario mágico para complacer a los pasajeros. De esta manera estos artistas comparten con el público, muestran sus habilidades musicales y logran una atmósfera más agradable durante los recorridos.

El músico callejero es la compañía de muchos usuarios en el transporte público, pues trasmitiendo distintas melodías, logra capturar la atención de un conjunto de personas con distintas características culturales y distintas personalidades.

El poder que tienen estos artistas para lograr complacer a cada uno de los usuarios del transporte público, es todo un trabajo. Mostrando sonidos que van desde canciones muy reconocidas , hasta melodías tranquilas y canciones de folklore, el músico callejero debe saber y conocer cuál es el momento preciso en el que cierta melodía, con distintas características debe sonar.

De esta manera deben tener en cuenta aspectos como el día y la hora, la situación socio-política que esté viviendo el país y el clima. Los músicos que trabajan en el transporte público, conocen las reglas entre sí y tienen un perfil de trabajo especifico, en donde coinciden la mayoría de ellos, con la idea de fomentar la cultura y pensar para la gente, no para sí mismos.

Foto tomada de Transports Metropolitans de Barcelona
Foto tomada de Transports Metropolitans de Barcelona

El pasajero no tiene la obligación de ver y escuchar al músico, es por esto que los artistas callejeros dominan un código entre sí, de esta manera logran dar a conocer su talento y además hacer que el público entienda lo que quieren expresar, todo esto por medio de un buen manejo de la herramienta de trabajo o instrumento.

Facundo P artista desde los 14 años, ingeniero de grabación y Licenciado de Musicoterápia de la UBA, asegura que la música es un código de comunicación y afirma “el músico callejero de verdad sabe por qué y para qué esta aquí, domina el código” agrega además “hay gente que piensa que para ser un músico valioso se debe ser virtuoso o un genio, pero se equivocan porque la música no se aprende como cualquier otra disciplina, ésto lleva tiempo” hablando de su vocación “yo ya tengo una vocación y una meta para con la gente que me acompaña, todos tenemos lugar para hacer lo que queramos, siempre con respeto y asegurándonos de que éste también es un trabajo”

Facundo P como es conocido en el transporte público de Buenos Aires, habla de la diferencia que tienen los músicos callejeros con los músicos que trabajan en otros ámbitos laborales y segura “lo que nos diferencia de los músicos que trabajan en otros espacios, es que nosotros no nos consideramos valiosos por la plata, sino porque generamos conciencia y salud, ésto es muy serio para nosotros. Los músicos que no entienden este oficio se miden por la plata”

Los músicos callejeros en la ciudad de Buenos Aires, tienen muchas formas de complacer a la gente desde el sonido, una de ellas es la improvisación, la cual tiene un criterio, un sentido y va hacia un lugar, todo depende de lo que la gente quiera escuchar y de lo que el músico pueda brindar.

Comparte este artículo

Comentarios