El desafío del Big Data en las políticas públicas

network-cables-494645_1920

Con el crecimiento de los sistemas de información, los grandes volúmenes de datos se convirtieron en herramientas para transformar diversos aspectos de la realidad social. En este escenario, los gobiernos tienen el desafío de aprovechar el big data (datos masivos) o los llamados “macrodatos” para diseñar políticas públicas que mejoren la atención de problemas en áreas como movilidad, salud y seguridad ciudadana, entre otros aspectos, coincidieron los expertos del Encuentro Mundial Big Data 2015, que se celebró esta semana en Colombia.

El objetivo de big data es convertir el dato en información, que luego pueda aprovecharse para la mejora de oportunidades en la industria, el mundo empresarial y en la formulación de políticas públicas. El uso, análisis y procesamiento de grandes volúmenes de información en tiempo real puede facilitar la toma de decisiones.

“La cantidad de datos disponibles hoy es inmensamente mayor que en cualquier otra época. A partir de la digitalización masiva y la capacidad de procesarlos, la situación cambió drásticamente y todo indica que va a seguir cambiando a velocidades a las que no estamos acostumbrados”, señaló Eduardo Poggi, magíster en Políticas Públicas de la Universidad de San Andés (Udesa) y especialista en gobierno electrónico, interoperabilidad y open data.

El big data, aquella información que no puede ser procesada con herramientas tradicionales, y su incidencia en la actividad social “trae desafíos tecnológicos, informacionales, organizacionales, legales y culturales sin precedentes, a tiempos a los que no estamos acostumbrados”. “La tecnología es puramente instrumental, para qué se usa y para qué no depende de muchas cosas. Se requieren planes, normas, controles y cambios permanentes”, remarca Poggi a Postperiodistas.

En la administración pública, explica, los grandes volúmenes de datos pueden utilizarse para desarrollar políticas públicas tendientes a monitorear y manipular cultivos y animales, detectar enfermedades o inicios de epidemias a través de las redes sociales, elaborar mapas de delito (a partir de los llamados al 911, por ejemplo) o aplicar un monitoreo no intrusivo a personas y transporte con Analytics a imágenes para detectar armas, contrabando y drogas, entre otras cosas.

El especialista advierte, por otra parte, que “así como se pueden tener muchos beneficios si se usa la tecnología para hacer el bien, los riesgos de que sea mal usada o se la use para hacer el mal son enormes“.

 


Charla “Big Data impactará en cada parte de nuestra vida”, a cargo de Charles Stryker, presidente de Venture Development Center (VDC) en la TEDx Fulton Street:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=0Q3sRSUYmys[/youtube]

Comparte este artículo

Comentarios