El Subte de Buenos Aires tiene su encanto

Subte-murales-Buenos-Aires

Desde hace más de tres décadas la cara del Subte cambió su aspecto, distintos murales se posaron en sus paredes para darle color y vida al recorrido que a diario cientos de pasajeros y turistas hacen por la ciudad subterránea de Buenos Aires.

La iniciativa que tuvo el programa SubteVive del gobierno de la ciudad, fue el principio de los cambios que las estaciones tendrían. Diversos artistas fueron invitados para plasmar en murales los hechos más importantes de la historia argentina. Cada una de las baldosas puestas en las paredes representa batallas, personajes ilustres, paisajes, arte abstracto, el tango y entre otros, que para muchos, resulta toda una atracción.

[youtube]https://youtu.be/FcspNhNi1og[/youtube]

Actualmente, los murales de las estaciones de Subte de Buenos Aires son considerados patrimonio histórico de la ciudad, por lo que el Gobierno ha destinado fondos en la recuperación o restauración de cada uno en las distintas estaciones. Esta iniciativa es parte de un largo proceso de revalorización patrimonial, ya que las tareas de restauración requieren de mucha precisión al tratarse de obras antiguas cuyas piezas y componentes son únicos y cuentan con un gran valor histórico y cultural.

Según el programa Buenos Aires Ciudad, la restauración es un trabajo en el que se reparan las filtraciones, se rellenan las zonas de humedad, se limpian en profundidad y se pintan las paredes y se mejora el sistema de iluminación. Por esto, el estado en el que se encuentre cada obra va a definir el tiempo que llevará la intervención.

El equipo de trabajo lleva a cabo distintas tareas:

  • Limpieza por vía seca y húmeda
  • Investigación cerámica, reintegro cromático
  • Nivelación volumétrica, retoque pictórico
  • Intervención y recolocación de piezas sueltas en taller
  • Aplicación de capa de protección
  • Colocación de réplicas de piezas faltantes
  • Limpieza final superficial general

Por otro lado, la Defensoría del Pueblo porteña presentó ante la Legislatura un proyecto para declarar Patrimonio Cultural de la Ciudad los murales que embellecen las estaciones de subte, y de esta forma protegerlos de daños y reformas. En muchos casos son réplicas de obras de Quinquela Martín, Rogelio Polesello, Carlos Páez Vilaró o Hermenegildo Sábat.

La iniciativa fue recibida por los legisladores de la comisión de Cultura, dirigida por el diputado Omar Abboud. Muchos de los murales que se despliegan en estas galerías de arte subterráneas fueron recientemente incorporados al programa SubteVive.

Así que ya saben, las distintas líneas ofrecen una gama interesante de obras que fueron instaladas con el fin de ser admiradas. Seguramente, no todos conocerán la historia que encierra cada una de las muestras, pero si podrán apreciar el trabajo y el esfuerzo de quienes optaron por darle vida a un recorrido que resulta bastante normal.

 

Comparte este artículo

Comentarios