Los retos virtuales: ¿un reto de vida para padres y adolescentes?

Hoy día son frecuentes las noticias de suicidios y muertes publicadas en las redes sociales.  Y cada vez más los protagonistas se han vuelto los adolescentes y jóvenes. La existencia de retos virtuales en los que quedan atrapados y no encuentran una forma mejor de salir que quitándose la vida; nos hacen pensar lo dañada que está siendo la sociedad por el mal uso de la tecnología.

El último caso conocido de peligrosos retos virtuales es La Ballena Azul. Un siniestro desafío que invitaba a niños y adolescentes a superar 50 pruebas (una por día). Algunas les obligaban a despertarse de madrugada a mirar videos de terror, cortarse el brazo con una navaja o tatuarse ellos mismos el símbolo del animal con agujas, acercarse al borde de un precipicio y mirar; mientras que la última consistía en suicidarse saltando desde un balcón.

Este macabro juego, increíble y tristemente ganó adeptos en todos los continentes, provocando la muerte por suicidio de niños y adolescentes. Postperiodistas entrevistó al Lic. Javier Ernesto Ladrón de Guevara, psicólogo cubano, profesor de Piscología en la Universidad de Oriente, Cuba,  especialista en Psicoanálisis, quien actualmente reside en Florianópolis, Brasil, para conocer un poco más sobre este fenómeno:

¿Qué crees sobre los retos virtuales en la adolescencia?

La adolescencia es una etapa donde las opiniones de los otros son más relevantes que en otras. Lo que piensan y dicen los amigos, compañeros de grupo, etc., influye considerablemente en el adolescente, en su autoestima y en su manera de relacionarse con los demás.

En la actualidad, la forma predilecta de relacionamiento para este grupo etario son las redes sociales. Indiscutiblemente estas nuevas formas de comunicación son muy útiles, permiten acortar los tiempos de un mensaje y acercar un poco a los que puedan estar físicamente lejos y expresar emociones, cosas que hace unos años era imposible.

Los retos en los grupos de adolescentes siempre han existido, solo que ahora, son virtuales, por las características de los vínculos actuales. La cuestión está en que esos retos actuales están marcados por la violencia y en la mayoría de los casos traen como consecuencia el suicidio. Hay diferencias entre estos retos violentos y los juegos de siempre, aquellos en los que nos involucramos todos en la adolescencia para obtener reconocimiento del grupo. Los de ahora, entre los que se destaca La Ballena Azul, muchas veces son creados por adultos, lo que implica que ya no es un juego de niños o adolescentes, ya no están pensados en el grupo social, si no que tienen un fin más perverso, que termina con la muerte de los que participan.

Lo que pasa con cada niño o adolescente que entra en este círculo de cumplir estas órdenes, es particular. No es posible generalizar y decir que todos tienen dificultades con su autoestima, o se sienten solos o son maltratados por otros. Habría que estudiar cada caso. Lo que sí parece un patrón es que los creadores, adultos en su mayoría, aprovechan las facilidades que otorgan el Internet y las redes sociales para manipular a los participantes, además de conocer muy bien las vulnerabilidades de esta etapa vital.

¿Internet influye en la vulnerabilidad?

Internet no provoca vulnerabilidad directamente, en cualquier etapa vital existen vulnerabilidades, más o menos marcadas en cada individuo. Internet es simplemente un medio de comunicación muy eficaz, donde intercambian todo tipo de personas y algunas aprovechan las facilidades que da para llevar a cabo actos violentos contra otros.

¿Por qué en lugar de resultar temibles son atractivos?

Creo que un reto siempre resulta atractivo para alguien. Es la posibilidad de demostrar a los otros de que uno es capaz de hacer algo y eso fortalece la autovaloración y permite ganar un espacio en el grupo al que se quiere pertenecer, al cual uno se siente identificado.

¿Por qué los padres no se enteran hasta el final?

Habría que ver cada caso particular, qué sucedió ahí que los padres no se enteraron. En la adolescencia el deseo de independencia comienza a manifestarse un poco más que antes. El o la adolescente lucha por su espacio personal, que no sea vulnerado ni controlado por los adultos. Esta puede ser una de las razones por las que no quieren que se conozca lo que hacen on-line, además de que los controladores de los retos ponen esto como una regla fundamental y por supuesto, si en el grupo al que pertenecen o quieren pertenecer, se establece una regla, ellos harán todo lo posible por no violarla, porque así ganarían la aprobación y aceptación.

En el siguiente video, compartimos algunos consejos que nos ofrece el Lic. Javier Ernesto Ladrón De Guevara, para que padres y chicos sepan como interactuar ante estos “retos” de la vida moderna:

 

Comparte este artículo

Comentarios