¿Rearme o Modernización? El futuro de las fuerzas aéreas sudamericanas

Todos los países sudamericanos están adquiriendo o desarrollando nuevos aviones o helicópteros. Es parte de un proceso general de compra de armas y modernización de las fuerzas armadas. Algunos hablan de una nueva carrera armamentista en la región. Otros, de una actualización de materiales obsoletos.

Sukhoi Su-30 Venezolano
Sukhoi Su-30 Venezolano

Países que otrora contaban con fuerzas aéreas modernas y con un desarrollo aeroespacial propio, se han encontrado con flotas envejecidas e incapaces de cubrir sus necesidades de seguridad. Claros ejemplos son la Argentina – pionera en el desarrollo de aviones jet – y Brasil – 4to productor mundial de aviones.

Junto al aumento de precio de las commodities y la recuperación económica en el subcontinente, los diferentes gobiernos han podido embarcarse en nuevas adquisiciones y nuevos proyectos.  Pero el escenario político es diferente al de décadas anteriores. Los procesos de integración regional, en especial la UNASUR y el Consejo de Defensa Sudamericano, cambian la percepción de amenazas y la cooperación entre antiguos enemigos.

Es interesante ver qué proveedores están entrando al mercado latinoamericano. Rusia, China e Irán han realizado ventas importantes, desplazando a empresas europeas y estadounidenses.

En 15 días publicaremos un informe  donde analizaremos estas cuestiones.  ¿Qué están comprando nuestros vecinos? ¿Con qué finalidad?  ¿Qué está haciendo la Argentina para no quedarse atrás?

El informe contará con una infografía sobre  las nuevas adquisiciones del subcontinente,  una galería de fotos mostrando las mismas, una entrevista a la Mgr. Elsa Llenderozas – sobre el desafío y la necesidad de modernización de las fuerzas aéreas – y otra al Brigadier (retirado) Julio César Lombardi
Vicepresidente del directorio de FAdeA (Fábrica Argentina de Aviones) – quien nos hablará de los planes de modernización y desarrollo que lleva adelante la Fuerza Aérea Argentina.

Comparte este artículo

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *