Tecnópolis: más que stands, un espectáculo luminario

Más allá de ser una muestra y brindarle a los argentinos un espacio de encuentro y celebración, Tecnópolis a partir de las 6 de la tarde hasta las 8 de noche, ilumina sus calles y stands para rodear a los visitantes con un fabuloso juego de luces.

Desde la Nave de la Ciencia, destellando sus colores violetas; hasta la Máquina del Tiempo con sus luces blancas, deslumbran a todos los invitados que deciden acudir a esta ciudad tecnológica o quedarse mientras cae la noche en Tecnópolis.

La persona responsable de que todo esto sea posible es Diego Domínguez, productor técnico de Luces y Sonido, quien explicó que este gran trabajo es gracias a las 20 personas que trabajan desde el año 2011 en este gran evento de la mano con él.

Asimismo, señaló que la idea desde el año pasado siempre ha sido tener un criterio artístico de iluminación, “que no fuera una cosa lógica”.

[youtube]http://youtu.be/gEl6v4r3nUA[/youtube]

Tecnópolis cuenta con una planta de 25 megavatios que alimenta en su totalidad al evento, además de unos 5 paneles solares que brevemente sustentan el consumo con un aproximado de 5% y que se encuentran ubicadas alrededor del stand de la empresa Gennela.

Esta planta, informó Domínguez, alimenta en una parte a Tecnópolis  y en otra al barrio alrededor de la ciudad tecnológica.

El Productor Técnico puntualizó también que el evento cuenta con un amplio sonido desplegado en todas las calles a través del sistema Paging.

La destellante iluminación que el público presente puede percibir en su recorrido por la ciudad, es generada por Ledes los cuales son ahorrativos y más económicos que la luz tradicional.

El total de iluminarias peatonales es de 600 luces y cada stand maneja su propia iluminación de lo que es el interior y el exterior del mismo.

Foto, texto y video por: Albany Aponte

@AlbanyAponte

Comparte este artículo

Comentarios