Luján: capital de la Fe y de la Historia

Cuando hablamos de Luján lo primero que se nos viene a la mente es su reconocida Basílica Nuestra Señora de Luján, pero no es lo único que tiene esta ciudad.

Todos los fines de semana Luján recibe a miles de turistas que visitan la Basílica Nuestra Señora de Luján, dedicada a Nuestra Señora de Luján, la patrona de la Argentina, por este motivo, es también considerado el Santuario Nacional de Argentina.

Además Luján tiene una gran importancia histórica y para conocerla los turistas que cada fin de semana llegan a Luján pasan por el Complejo Museográfico Enrique Udaondo, formado por el Museo Colonial e Histórico y el Museo de Transportes; es por su inmenso acervo patrimonial uno de los más importantes del país.

El Complejo Museográfico tiene como sede el  Cabildo de la Villa de Luján y el Real Estanco de Naipes y Tabaco conocido como la «Casa del Virrey», utilizada por el Virrey Marqués Rafael de Sobremonte en su paso por Luján hacia Córdoba, en 1806, llevando consigo caudales reales como consecuencia de la Primera Invasión Inglesa. El Museo fue inaugurado el 12 de octubre de 1923, siendo su primer director con carácter honorario, Don Enrique Udaondo.

El Museo de Transportes fue creado en el año 1940siendo el primer museo de transportes del país y de América del Sur. Atesora el mas variado y numerosos acervo de vehículos, todos originales y de gran valor histórico. Entre los ejemplares se destacan: La carroza presidencial, el Avión Plus Ultra, La locomotora La Porteña, el Legh, yate de Vito Dumas, la Berlina de Juan Manuel de Rosas y la Sopanda de Manuel Belgrano.

Luján se encuentra a 68 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y año a año es escenario de múltiples peregrinaciones, entre las mas conocidas se entran la “Peregrinación Gaucha” y la “Peregrinación de la Juventud”, realizadas entre los meses de septiembre y octubre.  

Comparte este artículo

Comentarios