Shadow

¿Qué cantidad de memes fuiste hoy?

Cuantas veces han escuchado decir que si hay que explicar un chiste significa que no ha tenido gracia. Esta máxima parece encajar, sin lugar a dudas, con el éxito viral de los memes de internet. No hay inicio (feed) de red social en el que los memes no tomen el protagonismo, están por todos lados. Todo lo que sucede en la vida puede ser objetivo de meme.

El término nació en 1976, a través del libro «El gen egoista» (The Selffish Gene), de Richard Dawkins, quién basó el eje de su teoría en que los rasgos culturales -o memes se replican como lo haría un gen a través de las generaciones. Es, entonces, una idea que se expande de persona en persona dentro de una cultura, al igual que un virus lo hace en el cuerpo humano.

Actualmente podríamos decir que es una representación humorística de bolsillo, pero también es una idea de comportamiento y modo que se extiende de persona a persona dentro de una corriente cultural. Como un gen pero aplicado a la cultura.

El primer meme de la historia se lo adjudican a la Revista Judge, en 1921. En esta publicación satírica de la Universidad de Iowa se observaron dos fotos: del lado izquierdo la imagen de cómo creemos que salimos, y del lado derecho como salimos en verdad.

Primer meme 1921

Para que un meme sea llamado como tal tiene que ser replicado por una corriente cultural, por eso no sería en ese momento, pero si en la actualidad. No surgieron de Internet, pero el medio lo hizo tan viral que ahora es, básicamente, imposible no verlos.

Alguien en una punta del mundo decide agarrar una imagen o reproducir un dibujo, le pone una frase famosa o sarcástica, nos sentimos identificados, reímos -o no-, y se va enviando uno con otros hasta que llega al otro lado del mundo. Se vuelve viral. En 1996, en todas las partes del mundo, apareció el «baby cha cha«. El primer meme de internet fue un GIF animado (una breve secuencia de imágenes en movimiento) creado por Character Studio.

Un meme sin viralidad es como si no existiera. Ambos conceptos van de la mano.

Hay memes para todos los gustos. Del correo electrónico -malditas cadenas- a las redes sociales, internet transformó el concepto. El éxito es tal, que actualmente se utilizan no solo para hacer reír, sino también como estrategia de marketing, por ejemplo. Y tal vez, la simplicidad sea su recurso más importante. Cualquiera puede generarlos. Para reproducir contenido para medios sociales solo necesitas del contexto, y de elegir un determinado programa.

Comparte este artículo

Comentarios