Shadow

¿Por qué nos agotan las reuniones online?

Durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio que determinó el Gobierno Nacional frente a la pandemia del Covid- 19, muchos nos encontramos trabajando o estudiando desde casa y esto ha significado pasar mucho tiempo en reuniones de video. Lo que no nos imaginamos son los efectos que producía este tipo de reuniones virtuales.

Las reuniones virtuales terminas por agotarnos y esto se debe a que en contraste con las reuniones cara a cara donde procesamos mucha más información de forma inconsciente, las reuniones online incrementan nuestra carga cognitiva debido a que varias de sus características ocupan gran parte de nuestra capacidad consciente.

videollamada, videocall

Algunos claves de porque nos agotan las reuniones online:

– Realizar más esfuerzo por parecer interesados: estar frente a la cámara nos genera la sensación de estar todo el tiempo observados.

– Menos información no verbal: sentimientos y actitudes que se transmiten con señales no verbales como expresiones faciales, el tono y registro de la voz, gestos, postura y la distancia entre los comunicadores. En una conversación online tenemos que trabajar más duro para procesar estas señales.

– Los silencios dentro de la charla: en las charlas tradicionales sirven para crear un ritmo natural, en las virtuales generan ansiedad e incomodidad.

– Vernos todo el tiempo a nosotros mismos: estar atentos a como nos vemos.

– Intensa concentración en las palabras.

– El contacto visual sostenido.

Frente a estos efectos los especialistas recomiendan reducir el número de reuniones diarias y realizarlas solo si son estrictamente necesarias. Apagar la cámara siempre que sea posible es una buena alternativa, para cuando quieres ser parte de las reuniones pero no lidiar con la observación. Y no olvidarnos de tomar un descanso entre reunión y reunión.

Comparte este artículo

Comentarios