Shadow

¿Cómo es la plataforma digital educativa que llega a todos los niños de Uruguay?

El 13 de marzo el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, decretó la emergencia sanitaria cuando se detectó el primer caso de covid 19 en el país y ese mismo día se suspendieron todas las actividades educativas; es decir que un viernes los docentes dejaron su centro educativo y no volvieron a entrar. Al igual que en el resto del mundo,los uruguayos tuvieron que adaptarse a la nueva realidad caracterizada por el distanciamiento físico, pero contaban con cierta ventaja: la red instalada en 2007 por Plan Ceibal.

El programa de políticas públicas comenzó en el primer quinquenio del gobierno del Frente Amplio (coalición de izquierda) como un proyecto de inclusión e igualdad para apoyar a los niños desde las tecnologías educativas. Desde su creación, a cada niño se le ofrece una computadora (o tablet a los más pequeños) de uso personal con la conexión a internet gratuita en los espacios públicos.

Durante los primeros 12 años de esta agencia paraestatal el presidente fue el ingeniero Miguel Brechner. Durante los festejos de la primera década del proyecto afirmó que “la equidad es muy importante” y no refiere “sólo a tener una laptop con internet, es mucho más amplio”. En su momento, el entonces presidente destacó que al momento de iniciar el trabajo de Plan Ceibal “los ricos tenían diez veces más acceso a la tecnología en el hogar que los más humildes, mientras que en 2016 no existe prácticamente diferencia entre los jóvenes”, y subrayó que las computadoras del plan “demostraron a muchos padres la importancia de contar con una en sus casas”.

Durante la pandemia

En 2019 el entorno de aprendizaje de Plan Ceibal, Crea, tenía 80.000 usuarios, dos semanas después de decretada la suspensión de clases presenciales esa cifra trepó a más de 400.000 usuarios. Crea ofrece la posibilidad a cada docente de tener su propia aula virtual, puede subir tareas, videos, fotos, archivos y ejercicios; también puede comunicarse sincrónicamente con toda la clase y hay una parte destinada a la comunicación con las familias.

Además en Crea se pueden encontrar otros recursos tecnológicos desarrollados en Uruguay como el Matific y la Plataforma Adaptativa de Matemática (PAM), ambos espacios dedicados a la enseñanza de la matemática con ciertas particularidades dependiendo del nivel. También hay acceso ilimitado a la Biblioteca País, un reservorio de miles de ejemplares a disposición de la ciudadanía que protegen los derechos de autor.

A dos meses de haberse suspendido las clases el último relevamiento hecho por Crea revela algunas cifras que preocupan a las autoridades educativas del país. Según el reporte entre 4, 5% y 5% de los niños matriculados a comienzo de año no se han conectado a ninguna plataforma, mientras que ese porcentaje asciende a 17% en educación media.

Esto, aclararon las autoridades en varias declaraciones a medios nacionales, preocupa pero no significa que los estudiantes estén totalmente desconectados, ya que en muchos casos la comunicación se mantiene a través de redes sociales. Robert Silva, presidente de la Administración Nacional de Educación Pública, aseguró que Uruguay trabajará en mejorar la conectividad de los estudiantes y docentes de cara a los próximos meses que, según se proyecta, mantendrán el formato de educación a distancia.

Comparte este artículo

Comentarios