Shadow

El boom de los emprendedores

El aislamiento social y preventivo obligó a una sociedad estar encerrado en la casa y con mucho tiempo libre, y con un aliado o enemigo para la economía hogareña, realizar compras on-line.

Con la idea de poder tener un ingreso extra, mucha gente se volcó a la venta de productos, en donde hoy en día las redes sociales se convirtieron en un socio fundamental para su promoción. Para algunos es un salvavidas para sobrevivir.

Un poco de historia

Treque, permuta, venta puerta a puerta, info-comerciales; los seres humanos desde comienzos de la humanidad hace intercambios comerciales.

En la Edad Media, con el desarrollo comercial los productos agrícolas eran entregados al señor feudal a cambio de protección militar de sus vasallos.

Hace casi un siglo atrás, las ventas de productos se hacían puerta a puerta. No existía internet, no existían las redes sociales; un hombre parado frente a la puerta de tu casa tocaba el timbre y te ofrecía un producto que con un speech  elaborado te vendía un producto esencial para el hogar.

Luego aparecieron los tele-comerciales, que con tan solo ver la publicidad en la televisión y levantar el teléfono podías comprar aquello que sin tocarlo y sin probarlo y sin salir, podías tenerlo en tu hogar.

Pandemia y el auge de los emprendedores

Este 2020 de la noche a la mañana nos paralizó con la aparición de una pandemia que viajaba alrededor del mundo de forma veloz, y la única manera de prevenir su propagación y el aumento de más muerte fue decretar una cuarentena impuesta dentro de nuestros hogares. Las tiendas se vieron exigidas a cerrar, las ventas cara a cara ya no eran una opción; y ante la situación de tener que igual pagar impuestos y salarios, la venta on-line comprendía una opción viable para cubrir de manotazo de ahogado a la situación que estamos viviendo.

Y al estar encerrados y mucho tiempo frente a la computadora haciendo home-office, la venta on-line se disparó. Pero en la otra cara, donde hubo trabajadores del sector privado que se enteraron que sus empresas quizás no iban a pagarles al 100% sus salarios, se encontraron en una encrucijada para poder afrontar sus gastos.

Es por esto, donde entran los ejecutivos de empresas como NuSkin, Just, Avon, Tupperware, Essen y más, teniendo la oportunidad de ofrecer a otros la posibilidad de una ganancia extra.

Ahora, ¿qué tan seguro es este “ingreso extra” que prometen?. Semanas atrás pudimos ver en distintos portales, el “fraude” de las maquinitas para el cuidado de la piel de la empresa NuSkin, en dónde una chica hizo una publicación explicando cómo era para entrar en el negocio, la cual consistía en hacer una inversión inicial para “incorporarte” en un negocio que podría cambiar sustancialmente tus recursos financieros. Ésta publicación puso en jaque a varias famosas que promocionan el producto. Una semana entera, los programas de chimentos y noticieros, pusieron en sus pantallas opinólogos, celebrities y periodistas; a dar testimonios de cómo se vende, cuál es la ganancia, si perjudica o no a la piel. Por estos productos se puso muy en la mira la venta de manera online de otras tantas compañías.

https://marieclaire.perfil.com/noticias/sociedad/maquina-cara-piel-estafa-famosas-daniela-last-week-tonight-nuskin.phtml

Se muestran productos de venta por catalogo

Empresa NuSkin

El detrás de escena del ingreso extra

¿Cómo se entra a este tipo de emprendimiento? ¿Realmente te deja ganancias extras como te lo venden?

Voy a contarles mi experiencia personal en este tema. Hace unos meses que entre como emprendedora de la empresa Essen, porque cuando era chica mi mamá tenía una cacerola que era lo máximo para todo tipo de cocción. Siempre fue un producto caro, pero con una historia de que son ollas que duran por su elaboración en aluminio. Además de que es un producto de Industria Argentina.

Me han ofrecido también entrar en NuSkin, pero lo que no convencía era que había que hacer una inversión inicial, y los productos son muy caros.

A mí me gusta mucho cocinar, y la verdad que mis ollas son un desastre. Entre a investigar un poco, y en una página que sigo de nutrición sorteaban ollas Essen, claramente nunca gane ninguna, pero empecé a seguir a la persona que las sorteaba y en una de sus publicaciones puso que buscaba 10 emprendedores para incorporar a su equipo. Por esta publicación la contacte para interiorizarme en el tema. Nunca me gustó vender nada, porque siento que no estoy hecha para ese tipo de oficio, pero me propuse desafiarme hacer algo en lo cual no me sienta cómoda para probarme en superar ciertas vergüenzas.

A diferencia de otras empresas no tenés que hacer una inversión inicial, pero si tenés que pagar otras cosas que apenas empezas no te las dicen pero que van sucediendo a medida que te vas metiendo en el negocio, esto es: monotributo, ingresos brutos y una contadora para que no te metas en problemas fiscales con la AFIP.

Está en cada uno lograr que se produzca una venta, para ello es necesario implementar todo tu ingenio para crear canales de comercialización. Mandar mensaje a todos tus contactos de whatsapp, sin discriminar a nadie; hacerte un perfil en Instagram o Facebook para publicar las promociones (para hacer un perfil comercial la publicidad la tenés que pagar para que tengas mas visualizaciones); y el boca en boca.

Si vamos al publico que está apuntado este tipo de negocio, diría que a una clase media/ media alta, porque una sola olla ronda en los $20.000, y para pagarla es conveniente tener una tarjeta de crédito para realizar pagos en cuotas, porque si la querés pagar en efectivo tiene un costo adicional.

Vayamos a la comisión que uno recibe por la venta de una olla, que es el ingreso extra que realmente interesa cuando entra a este tipo de emprendimiento. La comisión por venta es de un 27% del valor total del producto. Pero, los ejecutivos de cuenta te proponen que vos (emprendedor) compres un set inicial y que con cada ventas se te descuenten de tu cuota de compra. Entonces ¿el dinero de la comisión como se recibe?. Es más tu ejecutiva de cuenta recibe también por la venta que vos realizas, y la que realizan todas las que están debajo de ella, es quien más recibe de todo lo que se vende.

Por eso cuando entras en el negocio, después te proponen que vayas incluyendo vendedoras en tu grupo para que vos también ganes.

En mi poca experiencia, que sólo llegue a vender una olla y todavía no recibí la comisión que me dijeron; me baja un poco el ánimo porque estoy en negativo con los gastos que implicaron ingresar a un negocio que no está dando los frutos que tanto publicitan que da. Me siento engañada.

 

Comparte este artículo

Comentarios