Shadow

Durante la pandemia se registraron cinco millones de nuevos usuarios de comercio electrónico en América Latina

Cuatro de cada 10 compras de los comercios que tienen tiendas en línea en América Latina fueron hechas por nuevos usuarios, lo que implica un crecimiento de cinco millones de nuevos usuarios en el mundo del comercio electrónico, según un estudio de la cámara de industria digital de Perú. 

Una de las consecuencias positivas del encierro obligatorio que trajo la pandemia de covid-19 es la consolidación del comercio electrónico. Solo en mayo las transacciones de comercio electrónico crecieron 6% en comparación con enero y febrero. Varios estudios afirman que las categorías de alimentos, supermercados y productos médicos son los más solicitados en América Latina. Según un estudio de Visa, las transacciones en línea crecieron 5.8 veces más que las compras físicas. 

Los analistas no han tardado en estudiar las últimas tendencias de consumo en la región. Varios especialistas concuerdan en diferentes reportajes que ha habido una gran adaptación del comercio electrónico, incluso por usuarios que eran reticentes a la nueva tecnología. Se priorizan las compras de productos esenciales antes y los usuarios está cada vez más dispuesta a utilizar su tarjeta de débito para realizar las transacciones, de hecho aumentaron ocho puntos porcentuales las transacciones debitadas.

comercio electrónico

El estudio también analiza las áreas del comercio electrónico que se vieron más afectadas, tanto por un impacto negativo como positivo. En el lado de las pérdidas, la industria que se vio más afectada es el turismo, tanto las agencias de viaje, como las líneas aéreas y los alquileres de autos tuvieron una fuerte baja durante estos meses. Por otra parte, las tiendas de ropa y productos electrónicos también sufrieron un duro revés con la baja en sus ingresos, pero según las últimas tendencias comienzan a recuperar el ritmo de ventas previo a la pandemia. 

En el caso de los que se vieron beneficiados por esta situación, más allá de los bienes esenciales que son los que más aumentaron sus clientes, están las tiendas de bienes digitales, como los juegos, los e-books y las plataformas de contenidos digital. 

Las campañas de comercio electrónico y la publicidad digital en general también quedan con un saldo positivo de estos meses de encierro. El aislamiento llevó a un aumento de la presencia digital de las marcas, mientras que la inversión en publicidad tradicional bajó a niveles históricos, los expertos creen que la publicidad digital podría mantenerse o incluso aumentar.

 

Comparte este artículo

Comentarios