Shadow

Como leer en pantallas, y no morir en el intento

Desde que se popularizó la imprenta de Gutemberg, leer ha sido relacionado con un acto casi exclusivo del material en soporte papel. Como el lenguaje oral hasta ese momento, lo escrito cambió la historia. Como la era digital, ahora.

Fruto de no ser nativos digitales por excelencia, es una cuestión de costumbres y beneficios.

Las nuevas generaciones no van a tener este dilema, ya se manejarán completamente en un lenguaje virtual. Hasta les parecerá raro hablar de las cantidad de hojas de papel que se usaban para dejar por sentado un conocimiento.

Leer de la pantalla no es lo mismo. Tenía una pre-noción del cansancio visual, la falta de posibilidades de anotaciones y por último, la desconcentración.

Una de las ventajas es que leer en pantalla es más barato y ecológico. Imagínense los costos de imprimir todos los textos. En la actualidad, la importancia y las posibilidades que enfrentamos que se hacen posible gracias al soporte tecnológico. Es la primera vez que todo lo que estás leyendo es en un monitor.

La educación estaba pensada en formato papel, y no contemplaban la posibilidad de hacerlo digitalmente. Una parte de esto es que no todos los documentos estaban digitalizados o subidos en alguna biblioteca virtual, sino que en el mejor de los casos te mandaban a una fotocopiadora en donde dejaban los textos para reproducir.

En el panorama actual, imposibilitado de salir a imprimir, tomé la costumbre de leerlo en la pantalla: noté que la vista no se me cansaba tanto como pensaba, y las anotaciones las puedo seguir haciendo.

Logré un método bastante particular de dividir la pantalla en dos, del lado izquierdo el texto del libro, y del lado derecho un word abierto, por lo que a medida que algo me interesa o quiero resaltar solo necesito tipearlo en el word sin tener que andar abriendo o cerrando ventanas.)

Metodo_personal_leer_pantalla
Se observa en la pantalla dividida en dos, del lado izquierdo el pdf a leer, y del lado derecho el word con las anotaciones.

Nos acostumbramos a leer en papel, y le otorgamos ciertos beneficios. Estos viejos criterios son difíciles de ver en un nuevo dispositivo; ya que es algo diferente la vara de análisis debe ser otra. Pero la buena noticia es que sólo hace falta adaptarse, y si no te terminás de adaptarte siempre hay aplicaciones o formas de superarlo.

Por ejemplo, tenés un programa como el PDF Online Reader que te facilita este tipo de adaptación. Si todavía no tenés un método para leer en pantalla esta aplicación web es completamente gratuita (tampoco requiere registro) y permite añadir anotaciones de texto a los documentos en formato PDF.

Este editor online para los documentos, con la ventaja que se utiliza directamente desde el navegador, tiene tres tipos diferentes de anotaciones: añadir texto; insertar enlaces internos salientes; y subrayas cualquier texto.

estudiar_desde_casa

La desconcentración tampoco fue un inconveniente. La pc tiene una mala prensa con respecto al ocio, no por estar en la computadora uno se está siempre «divirtiendo». Si esto último lo tengo que comparar con la lectura en papel, sigue habiendo problemas Pongamos como ejemplo cuando lees con el celular a un lado, seguramente lo veas más veces de lo que necesitas, atentos a las notificaciones (esto tanto para la pantalla como para el papel). Por lo que veo que una lectura profunda depende de lo que, te interese o no lo que se está leyendo. La motivación es un factor esencial.

Aunque creo que leemos más, y de diferentes formas. Por ejemplo, casi nadie compraba todos los diarios, sin embargo ahora se pueden leer todos en internet. Por lo que la variedad te da, sin lugar a dudas, más posibilidades de lectura. Además de la facilidad de transportar una computadora portable (u otro soporte donde alojes la información digital como smartphones o tablets), podemos exagerar y compararlo como el peso de un diario, un domingo, con muchos suplementos.

Pero, vuelvo sobre lo mismo, lo importante termina siendo que es lo que te gusta, ya que la información on-line parece ilimitada, siempre concluimos ingresando en donde más nos interesa.

Comparte este artículo

Comentarios