Shadow

Posgrado en Periodismo Digital: un camino diferentes y nuevo de la comunicación

Cuando comencé a estudiar mi primer carrera, nunca pensé que tan lejos podía llegar a nivel académico. Claramente mi camino fueron como las migajas de Hansel & Gretel, pero claro, con un final mejor.

Cuando salí del colegio, todavía no sabía con 18 años que estudiar. No podía pagar una universidad privada y entonces comencé averiguar en las universidad públicas cerca de mi residencia. Realmente no sabía que estudiar y mi primer opción fue estudiar Periodismo en la Universidad de Lomas de Zamora. Para poder ingresar tenía que dar un examen de ingreso, busqué el material de estudio y en pleno verano me «puse» a estudiar. Por aquel entonces no era muy aplicada en el estudio, y fui sin saber mucho a dar mi examen de ingreso, claramente no entre en ésa universidad ni en esa carrera. A mitad de año y luego de organizar algunos eventos, me empezó a gustar y busqué algo relacionado a ello. En agosto comencé la carrera de «Organización de Eventos» en el COE (Centro de Organizadores de Eventos), carrera corta de dos años. Allí conocí a una de mis profesoras de Ceremonial y Protocolo que luego la tuve en mis otras dos carreras y quién me abrió el camino de la profesión que hoy practico y amo. Al terminar Organización de Eventos, comencé a estudiar la «Tecnicatura Superior en Ceremonial y Protocolo» en el, aquel llamado, CENT Nº 22 (después fue IFTS Nº22-Instituto de Formación Técnica Superior- y ahora es IFTS Nº 12). Tardé algunos años en recibirme porque trabajaba y los horarios de la facultad eran de un solo turno. Al recibirme ya estaba trabajando en Cancillería y pensé ¿por qué no meterme a ser diplomática?. Y fue así que comencé a estudiar Relaciones Públicas, porque era la carrera más a fin a las que había estudiado y por la que me reconocían 1/4 de la carrera, ganga!. Me recibí de Licenciada en agosto de 2019 y ya con 36 años quedaba afuera del concurso para postularme a ser diplomática. Y como dije al principio de este artículo, las migajas de pan me fueron llevando hasta aquí.

Me cambie de área en el 2019, pasando a trabajar en la Dirección de Prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto. Comencé suplantando a una compañera que luego, lamentablemente, falleció. Si bien mi tarea no era hacer nada en referente al área más que ser la secretaria de la Directora, porque cada puesto estaba cubierto, comencé a interiorizarme en el manejo del área y de a poco fui queriendo hacer más.

En nuestra Administración Pública Nacional existe un instituto que instruye a los funcionarios administrativos, y dentro de ella se pueden encontrar becas en universidades, cursos, talleres e idiomas. Fue allí, en el INAP (Instituto Nacional de la Administración Pública) donde encontré el Posgrado en Periodismo Digital de la UAI (Universidad Abierta Internamericana). Para poder anotarme tuve que armar un expediente solicitando a los gremios autorización, una nota del Director del área fundamentando por qué creía útil que yo cursara y una nota mía explicando por qué quería hacer el Posgrado. Si bien mi carrera principal no es Periodismo (aunque si fue mi primer opción fallida al comienzo de mi vida universitaria), éste curso abrió en mí un montón la visión sobre la tecnología y el periodismo. Considero que aprendo mucho en este curso más de lo que aprendí en mi Licenciatura, porque me está brindando herramientas que debían de haberme dado.

Ahora, hablemos de hacer un posgrado en plena pandemia.

Uno acostumbrado a ir a clases presenciales, conocer gente en persona, entablar nuevas relaciones. Hoy la pandemia nos puso en un papel nuevo en el que todos tuvimos que acomodarnos. Clases online, plataformas donde encontrar todo el material de estudio, entregas y exámenes en línea.

Podes encontrar nuestra experiencia en el vivo que hicimos para Youtube en el siguiente enlace: https://youtu.be/6l5VGUU_sz0

Comparte este artículo

Comentarios