Shadow

Cómo sobrevivir al mundo digital y no morir en el intento

La era digital llegó para quedarse. No es ningún secreto. Los viejos medios lo viven en carne propia y aquellos que no se atrevan a introducirse dentro de este universo quedarán al margen de una sociedad hiper-conectada que no se detiene a ver atrás. Pero no todo esta perdido.

Muchas veces cuando se habla de «la era digital» o de «los nuevos medios», se entiende que con ellos vendrá la muerte de los medios tradicionales y sus añejas costumbres. Este es el primer error de quienes no están capacitados para la comunicación digital (y quienes deberían, en principio, esforzarse por entenderla) porque ven todo blanco o negro y no aceptan grises. Y la digitalidad trajo consigo, no solo una escala grises, sino una gama de colores inimaginables. ¿A qué refiere esto? A la infinita posibilidad de conexiones multimediales que nos brinda esta nueva era. Sin nada escrito en piedra, pero con herramientas útiles para adaptarse a la nueva modernidad que continuamente cambia y que globaliza (aunque discutible) la comunicación.

No todo lo que brilla es oro

Cómo profesionales y amantes de la comunicación, podemos pecar de reticentes cuando escuchamos hablar de estos cambios tan abruptos que se dan. Redacciones enfocadas en escribir corto y conciso, nuevas tecnologías puestas al servicio de los medios, la posibilidad de realizar storytelling y de traspasar la comunicación de un solo medio (cómo podía ser en la antigüedad un diario, una radio o una redacción) a que sea complementaria en un ecosistema de medios (basta con mirar un TikTok que culmine en una nota que tenga embebido un vídeo en YouTube).

Por este motivo, el ámbito laboral del periodista mutó y ya no está atado a lo estrictamente noticioso o periodístico. Se ha entrelazado con creces la comunicación (aquí la importancia de ahondar en comunicación digital) y hoy en día no es descabellado ver periodistas deambulando por áreas que rocen el marketing, el comercio electrónico o sectores vinculados a la publicidad.

Sobre esto último, el rol laboral o desempeño profesional del «nuevo periodista«, se necesita una correcta capacidad de entendimiento sobre las herramientas a disposición. El foco no siempre estará en los medios sociales (o redes sociales), pero si son una de las patas mas amables para con el periodismo y su comunicación porqué establecen un puente entre lo nuevo y lo viejo. ¿Cómo abordarlas? En este podcast, un breve comentario al respecto:

Si bien las redes sociales parecerían resumir muy bien lo que todos buscan, o donde todos creen se debe poner el foco, lo cierto es que a medida que se expande el conocimiento sobre el campo de las tecnologías de la comunicación se descubren «nuevos secretos». El Search Engine Optimization (SEO) es una funcionalidad indispensable para quienes existan en internet. No solo por sus obvias capacidades de posicionamiento, sino porque nos permite aprender a pensar la forma en la que se arma el contenido. Páginas con ¿ preguntas frecuentes, una sección de «Quienes somos», correctas e intensas descripciones sobre todo lo que se haga (ya sea algo comercial, a modo de blog y etc), otorgarán esa ventaja y brindará la posibilidad de atraer gente interesada en el tema (cualquiera sea el mismo) sin invertir cantidades exorbitantes de dinero:

Pero, eso no es todo. Las herramientas son muchas y variadas, se encuentran en continuo cambio, y por eso es importante capacitarse constantemente y entender que la especialización en periodismo digital no es el final, sino un punto de partida para desplegar conocimientos a una mayor escala. Despertará el hambre de implementar creatividades y cuestionará el rol del comunicador, de los contenidos, de las plataformas, para debatirlas y entender que por saber usarlas no se debe defenderlas.

Comparte este artículo

Comentarios