Shadow

Porsche trabaja en una versión digital de sus vehículos para predecir fallas

La automotriz alemana trabaja en una plataforma basada en datos proporcionados por vehículo para optimizar los mantenimientos y detectar anticipadamente problemas eléctricos o mecánicos.

Los automóviles modernos están equipados con una gran cantidad de sensores, chips y sistemas informáticos que cubren funciones de confort y manejo. Se comportan como un smartphone sobre ruedas, con actualizaciones de software que solucionan problemáticas y mejoran sus prestaciones con nuevas características.

Un mismo modelo de Porsche tendrá diferentes averías o posibles cambios de parte según su conductor. Este monitoreo en tiempo real permite que la compañía pueda ofrecer un reporte personalizado de lo que requiere un vehículo, más allá de los habituales servicios preventivos que se realizan de forma anual o cada cierta cantidad de kilómetros recorridos.

Con esta modalidad, se planea reducir aún más los problemas que pueden tener sus modelos con fallas no esperadas y posibles desgastes que reporte los sistemas internos mecánicos o eléctricos. A su vez, esta información también será analizada por el tipo de manejo y conducción que tiene el dueño del vehículo.

El proyecto demandó tres años de desarrollo y fue gestionado por una de las firmas del grupo Volkswagen, y su primera aplicación se realizó en los vehículos deportivos que circulan en circuitos profesionales. Su primer lanzamiento será en el sedán eléctrico Taycan para monitorear la suspensión, aceleración y estado de la batería, para luego sumar de forma paulatina más elementos para analizar de forma remota.

Comparte este artículo

Comentarios